La Fortaleza de la Unión 

 

Redacción

Noticias MX.- Pequeños departamentos dentro de vecindades fueron transformados en una fortaleza del principal grupo de narcomenudistas en la Colonia Morelos: la Unión Tepito.

A través de paredes falsas, escotillas escondidas en el suelo y hasta taburetes, eran utilizados para esconder entradas a bodegas con droga y narcolaboratorios.

Ese fue el escenario que encontraron la madrugada de ayer agentes de la Policía Preventiva y de Investigación capitalinas y elementos de la Marina, al catear el predio marcado con el 33 de Peralvillo, conocido como La Fortaleza.

En uno de lo domicilios donde presuntamente habitaba el líder de la Unión, conocido como "El Lunares", fue encontrada una habitación llena de juguetes.

Ahí, escondida en el piso, estaba una escotilla de unos 50 centímetros cuadrados, que llevaba a una bodega subterránea donde había 2.5 toneladas de mariguana.

En otro cuarto, un falso altar con puertas de cristal guiaba a un túnel con acabados de concreto y aplanado, que conectaba con dos bodegas donde había altares a los miembros caídos del grupo, a la SantaMuerte, al narco Malverde y hechizos de protección con decenas de cráneos.

El mismo túnel conectaba con otra vecindad que sale a la calle Estanquillo, como ruta de escape que habría empleado El Lunares.

En los departamentos fueron encontrados dos laboratorios, una habitación con dos hieleras grandes y cientos de cervezas empaquetadas; otra con botellas vacías de champaña, whisky y licores, presuntamente para vender bebidas adulteradas.

Además de la mariguana incautaron 50 kilos de precursor químico, 20 kilos de cocaína, 4 kilos de metanfetamina.

También 13 armas cortas, 7 armas largas, un tubo lanza cohetes, 17 cargadores de arma larga, 37 cargadores de arma corta, mil 520 cartuchos útiles, 5 granadas y 1.5 millones de pesos en efectivo.

A los vecinos del Barrio Bravo no les sorprendió el operativo, sino los resultados y que los delincuentes fueran doblegados sin enfrentamientos.

"No se escuchó ni un balazo, sólo los gritos de los policías cuando entraron y nos dijeron que nos metiéramos a nuestras casas por seguridad", señaló una mujer.

El convoy de camionetas, patrullas y vehículos blindados ingresó a la Colonia Morelos al filo de la medianoche.

Agentes locales cercaron La Fortaleza, frente a la Parroquia de Santa Ana.

Marinos establecieron un perímetro de seguridad y cerraron Jesús Carranza, Matamoros, Comonfort, Estanquillo y Libertad.

Peralvillo se paralizó hasta las 5:00 horas, cuando colonos comenzaron a salir para realizar sus actividades.

Todavía estaba oscuro y fueron sometidos a interrogatorios y revisiones por marinos.

La zona permaneció sitiada hasta el mediodía, cuando las autoridades concluyeron con el traslado de los detenidos, la droga, las armas y hasta motocicletas aseguradas.

Los efectivos de la Marina se retiraron del lugar, las vialidades fueron abiertas a la circulación y la dinámica de Tepito retomó su curso.

 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto